La Casa Sagrada Familia es una fundación creada en el año 2001 para ayudar a niños que padecen de cáncer, otorgándoles un tratamiento gratuito en el hospital Luis Calvo Mackenna, además de darles alojamiento, alimentos y acompañamiento espiritual y emocional.

Este año, el departamento de RRHH de Altiuz se encargó de recolectar regalos a través de cada uno de los trabajadores. Cada empleado tuvo un niño apadrinado el cuál sabría su edad y género para que todos los niños pudieran tener un obsequio más personalizado.

al igual que el año pasado, Altiuz visitó la fundación para compartir  un momento de alegría junto a los niños, además de hacerles llegar un presente, regalarles también una cena navideña.

Elizabeth Lara, Coordinadora de Desarrollo Organizacional de Altiuz, destacó que: ” Es una iniactiva muy bonita que tenemos como empresa y queremos seguir disfrutando quizás con otras fundaciones y hacerlo durante todo el año para reforzar nuestra responsabilidad social como empresa. También agradecemos a la fundación por esta labor tan hermosa y por permitirnos ser parte de este maravilloso proyecto”

 

Leave a Reply

Solicita una demo!